Google+ » Cuando se toma la decisión de crecer.

Cuando se toma la decisión de crecer.

La decisión de crecer es venturosa.

Decisión de crecer

 

Cuando uno toma la decisión de crecer, encuentra la fortaleza para realizarlo ya que es una decisión acorde con la voluntad divina y como mantenemos la conexión esencial con nuestra presencia divina esta nos da la energía, y por ende de allí tomamos la energía que nos da la confianza y la fe necesaria para realizar ese crecer.

 

Una vez que uno toma la decisión de crecer, con toda seguridad el ego va a tratar de impedirlo, por eso en el transcurrir del tiempo y de nuestro proceso de crecer, tiene lugar en nuestra mente un conflicto entre nuestra consciencia y el ego, es como una lucha de intereses, esta lucha es una lucha ficticia, evidentemente es de nuestra convicción de crecer y el ego, ya que la presencia divina es perfecta armonía y no entra en conflictos.

 

En estos momentos es importante recurrir a nuestro interior (a nuestra presencia divina siempre presente), para afirmarse y moderarse. En el afirmarse interiormente, el fuego de la divinidad consume los miedos, el egoísmo, la hostilidad que nos atormentan, superando estas emociones con el poder del Amor Divino.

 

El influjo de paz inunda nuestra mente y nuestro corazón, empezando a llevar orden y armonía a nuestra mente, (y con ello a nuestra vida y situaciones), con la quietud interior y la paz mental se obtiene un gran beneficio y el crecer.

 

Con la constancia en recurrir a nuestro interior, uno se hace dueño de los cambios y reconoce su proceder (el del ego), y permite actuar en la forma correspondiente para introducir el orden y la claridad en el aparentemente caótico tiempo.

 

La perseverancia en el crecer.

 

El crecer se va llevando a través de la perseverancia, paso a paso, con el influjo de nuestra presencia, ya que sin ese influjo, estaríamos propensos al fracaso.

 

Al avanzar uno, es importante que no se emborrache con el éxito, ya que en nuestros pasos de el crecer espiritualmente, vamos adquiriendo mucha fortaleza, éxito y poder; el emborracharse con el éxito (cosa que puede suceder y que sucede con mucha frecuencia), es darle nuevamente poder al ego. Al crecer espiritualmente, obtenemos mucho poder, pero también podemos caer muy fácilmente en la soberbia, en la falta de humildad, en las garras del ego, y con esto la caída puede ser estrepitosa; y no por que sea castigo de Dios, si no simplemente porque bloqueamos nuevamente nuestra receptividad. Si nos mantenemos sintonizados con nuestra presencia divina, sabremos cuando se nos acercan esos momentos.

 

Muchas Bendiciones

Yoshua y Ziulek

Emprendedores del Camino a La Luz

 

Gracias por permitirnos servirte, por favor déjanos tu comentario acerca de este articulo: Cuando se toma la decisión de crecer.

Entradas Relacionadas

Publicada: abril 15, 2012, 22:23 | No hay comentarios en Cuando se toma la decisión de crecer.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Unificación

Deja un comentario