Google+ » El enfrentamiento con un enemigo superior

El enfrentamiento con un enemigo superior

Como lograr que el enfrentamiento con un enemigo superior, sea un éxito.

      Cuando hablamos de un enfrentamiento con un  enemigo superior, nos referimos al mundo y este se hace
superior si tratamos de hacer un enfrentamiento con El, por nosotros mismos.

 En el mundo hay un aglomerado de muchas energías de baja frecuencia,establecidas durante
muchas épocas y muchos espacios que nos afectan ya que estamos en El.
 enfrentamiento con el mundoEs como un pez en una pecera, que no se da cuenta o no reconoce
 como está el agua, ya que se encuentra sumergido en ella; igual somos nosotros que 
generalmente no nos damos cuenta de las energías del mundo ya que estamos 
sumergidos en El; tales como las preocupaciones, el estrés, los miedos, en fin 
hay un sin número de energías que nos rodean de manera sofocante y que nos 
afectan en distintos aspectos de nuestra vida.

 De ninguna manera y bajo ninguna circunstancia uno debe empeñarse en librar 
un enfrentamiento con el mundo sin la conexión de Dios, pues no es una actitud 
adecuada, ni es señal de fuerza o valentía y no tiene perspectivas de éxito 
alguno ya que es como hacer un enfrentamiento con un enemigo superior. Un 
acercamiento a Lo Supremo de manera constante, perseverante y en orden sería lo 
más adecuado para poder preservar nuestra mente y nuestros pensamientos y evitar 
así, la desolación, la angustia, el desamparo y la ruina.

 Los obstáculos, las circunstancias difíciles y los problemas que percibimos 
en el mundo o en nuestro mundo son producto de nuestro ego, basados en miedos 
del pasado, es como tener una tentativa constante de introducir el pasado en el 
presente. Es como si ideas, sentimientos y costumbres que ya no corresponden, 
quieran infiltrarse y afectarnos en nuestro presente.

 Todas estas energías de baja frecuencia que están rodeando al mundo, nos 
afectan e influyen en nuestro ánimo, la atraemos a nosotros como la miel atrae a 
los insectos, y nos metemos en un círculo vicioso del cual es difícil salir.



¿Dónde se originó nuestro enfrentamiento con el mundo?



Las cosas deben sanarse y librarse donde se originaron; todos los problemas
y todas las circunstancias que percibimos en nuestro mundo, se originaron en
nuestra mente (sea del tipo que sea) por eso no debemos luchar, ni hacer un
enfrentamiento con el sin la conexión con Dios y si tenemos Fe y constancia en
nuestro acercamiento a lo Supremo, no es necesario ningún esfuerzo para la
resolución; es simplemente dejar que los pensamientos de Dios o la Energía
Divina, fluya a través de nuestra mente y con ello disolver todo lo que causa
esos problemas.

Con el fluir de la Energía Divina a través de nuestra mente y dedicando de
todo corazón nuestro esfuerzo al acercamiento a lo Supremo, formamos el justo
criterio y el recto camino que ha de aplicarse en el procedimiento para la
resolución de los problemas y circunstancia, pues la Fuerza de Dios repara toda
falla y hace posible alcanzar la meta.

Nuestra conexión interior con Dios, constituye la actitud correcta para el
enfrentamiento con el mundo y recuerda que mediante esta integración con Lo
Divino, todo lo que nos causa agobio es fácil de solucionar, que cuando estamos
unidos a Dios adquiere uno tal poder que todo lo dañino y perjudicial, se
mantiene a distancia y con ello la Infelicidad se aproxima a su fin.

Permite que los pensamientos de Dios, fluyan a través de tu mente de manera
que ni siquiera tengas que tener un enfrentamiento con el mundo, porque con el
Amor de Dios todo fluye en Orden y en Armonía Perfecta.

Entradas Relacionadas

Publicada: septiembre 26, 2011, 10:39 | No hay comentarios en El enfrentamiento con un enemigo superior
Category: Espiritualidad, Reflexión, Unificación

Deja un comentario