Google+ » El Espiritu Santo y los pensamientos.

El Espiritu Santo y los pensamientos.

 

 

El Espiritu Santo en nuestros pensamientos.

 

Espiritu SantoEl Espiritu Santo está en el centro de nuestros pensamientos; o sea, es la fuerza del Espiritu Santo la que puede penetrar en la multitud de pensamientos discordantes y de limitación que tenemos incrustados en nuestra mente.

 

Los pensamientos, si nosotros los permitimos, pueden subordinarse al poder del Espiritu Santo. Esta fuerza y poder tiene la autoridad, sabiduría y amor de Dios Padre Madre y por medio de ello, puede mantener a los pensamientos en obediencia.

Los pensamientos en orden, reconocen lo real (van en busca de lo que es beneficioso); los pensamientos en desorden reconocen lo irreal o atraen lo irreal (van en busca de lo que no es beneficioso).

 

El Espiritu Santo ordena la mente.

 

A través del Espiritu Santo, todos los pensamiento pueden ser ordenados en tu mente, pueden ser limpiados y aclarados y lo que es mejor pueden ser modificados; transformando los pensamientos de limitación en pensamientos de felicidad.

 

Por todo eso es conveniente y beneficioso, dejarnos conducir por la sabiduría de Dios que está en nuestra mente y que es nada menos que el Espiritu Santo. Con esta conducción se consiguen buenos resultados y se adquiere poder espiritual para atraer todo bien destinado para ti.

 

Los pensamientos en desorden, son aquellos que provienen del ego, y son pensamientos que están siempre en agitación, por lo tanto, atraen o manifiestan desorden en nuestras vidas y con ello malas consecuencias.

 

Si se mantiene la concentración en el Espiritu Santo, cediendo la toma de decisiones a Él, no habrá fallas ni te dejarás llevar por el torbellino de pensamientos provenientes del ego. Si te mantienes enfocado se alcanza la claridad mental para enfrentarse exitosamente con las numerosas circunstancias que se presentan.

 

Uno de las finalidades del Espiritu Santo es imponer la disciplina en tu mente y en tus pensamientos y no tiene la función de administrar castigos; su función es sanar el mal desde su origen, disolver los hábitos negativos y dejar lo que está acorde con la Voluntad Divina.

 

A través del Espiritu Santo se disminuye los conceptos intelectuales, dándole cabida a la sabiduría de Dios. A través del Espíritu Santo se refrenan y dominan todos los pensamientos en error y de limitación; se transforman todos los impulsos egoístas (que provienen del ego).

 

Todo esto el Espiritu Santo lo hace con Amor, en armonía y divinamente, pues una limpieza rigurosa de la mente no sería exitosa.

 

Estamos profundamente agradecidos por compartir con nosotros este artículo sobre el Espiritu Santo; esperando de todo corazón que te haya sido de provecho.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: El Espiritu Santo y los pensamientos.

 

Entradas Relacionadas

Publicada: julio 27, 2014, 08:16 | No hay comentarios en El Espiritu Santo y los pensamientos.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Unificación

Deja un comentario