Google+ » El seguimiento a la Presencia Divina.

El seguimiento a la Presencia Divina.


Presencia Divina¿Por qué el seguimiento a La Presencia Divina?

 

Cuando hablamos de seguimiento a la Presencia Divina, me estoy refiriendo al acto de seguir a Dios, nuestra Presencia Divina que está en nuestro interior, a través y alrededor nuestro.

 

El seguimiento a nuestra Presencia Divina, es movernos por nuestra intuición, es el camino más corto a la consecución de cualquier meta; lo contrario es desgastarse y consumir su energía, sin lograr nada a pesar del esfuerzo.

 

Estar quieto (en meditación) es recibir el entusiasmo, la motivación correcta y la protección para volar sin traer sobre uno la desventura.

 

La Presencia Divina es el director de la orquesta, que si se le sigue, se le obedece y se le ofrece fervorosa entrega, comienza en uno la inspiración y el entusiasmo. Seguir a Dios es el camino de menos resistencia, o mejor aún, el camino sin resistencia. El seguir a la Presencia Divina es nuestra naturaleza, es la ley natural.

 

Las actitudes arrogantes son contrarias al seguimiento a la Presencia Divina.

 

Todas las actitudes arrogantes y negligentes, tienen efectos negativos y provienen del seguimiento al ego y produce un efecto de soberbia ante la Presencia Divina (como lo mencionado en el artículo anterior).

 

Arrogancia, es tener sentimientos de irritación, de condena, superioridad e inferioridad, ya que es dudar de la Presencia Divina y tu poder interior.

 

Pídele a tu Presencia Divina, que disuelva todas las nubes que bloquean tus canales de comunicación con ella.

 

Disolviendo esas nubes, se ilumina toda ocasión de situaciones dolorosas; es abrirse a los milagros. Al conectarse con la Presencia Divina, nos armonizamos completamente con todo lo que nos rodea y cuanto más armonía, más conexión; y cuanto más conexión, más superación de situaciones; y con la superación de situaciones, no solo te sanas a ti mismo, sino que también ayudas a otros a sanar.

 

Disolviendo esas nubes de separación, se logra la reunificación con la fuerza vital, que le da vida a todo lo que tocas.

 

La fuerza vital está en tu interior; toma de allí la guía, la seguridad y la confianza, y así la Presencia Divina te responderá, sintiéndote lleno de alegría y entusiasmo.

 

Ante la Presencia Divina, se pone en orden tu vida. La actitud de amor hacia a Dios, es la verdadera naturaleza de tu vida.

 

Muchas bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: El seguimiento a la Presencia Divina.

 

Entradas Relacionadas

Publicada: marzo 3, 2013, 13:36 | No hay comentarios en El seguimiento a la Presencia Divina.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sanación

Deja un comentario