Google+ » El transitar por el mundo II.

El transitar por el mundo II.



El mundo no es un pozo de agua.

 

¿Sabes lo que es un pozo de agua antiguo?

 

el mundoUn pozo de agua antiguo, (digo antiguo, porque creo que ya no existen, y si existen puede ser en esos pueblos pequeños donde no ha llegado la modernidad). Siguiendo con el tema; es un pozo de agua que se encontraba generalmente en el centro del pueblo, y en el cual la gente iba a servirse el agua pura que necesitaba para su diario vivir.

 

Osea, era un pozo de vida, tomando en cuenta que el agua es un elemento indispensable para la vida de todos y cada uno de los seres que vivimos en la tierra, de allí el símil que tome con respecto al pozo de agua.

 

Por eso, hablo que el mundo no es un pozo de agua. El verdadero pozo de agua, la verdadera fuente de vida está en nuestro corazón. Es el agua que refresca la vida y nos brinda paz, seguridad y felicidad.

 

El hombre sigue buscando el pozo de agua en el mundo exterior, o fuera de si mismo; ha grabado todo tipo de ilusiones, creencias, miedos y resentimientos que han traído como consecuencia el ser gobernado por las circunstancias externas o del mundo.

 

La fuente de vida está en nuestro interior, es el pozo que nunca se seca, es una fuente infinita y siempre presenta, a la que podemos acudir cada vez que la necesitemos. Es la fuente de bendiciones y milagros, que trabaja para tu bien y felicidad.

 

El mundo no es como la Tierra.

 

La Tierra es un servidor de Dios, la Tierra se mueve y orienta sus movimientos de acuerdo a la voluntad de Dios, ella genera todo lo que en ella hay según los designios de la Divinidad.

 

Nosotros también somos servidores de Dios (y aquí no estoy hablando del sacerdote o el ministro de una iglesia, o de algún trabajador de la Luz; estoy hablando de todos nosotros como humanos) ya que al estar conectados con ese fuente de vida y haciendo su voluntad, realizamos todo o nos movemos de acuerdo a sus designios.

 

Al movernos de acuerdo a los designios de Dios, todo se vuelve hermoso y fluye libremente; esto es cumplir la voluntad de Dios y esto es para ti, perfecta felicidad. El no hacerlo de esta manera, es dejarnos influenciar por el mundo; que no es precisamente, una fuente de bienestar.

 

¿Quieres tener un mundo bello?

 

Comienza a embellecer tu mundo interno; al mejorar tu mundo interno conectándote con la fuente eterna de vida, tu mundo externo se vuelve hermoso. Es como en el plano familiar, si tu quieres que tus hijos no sufran en la vida, procuras que ellos tengan una buena educación, y a través de esta educación en el hogar, ellos van a llevarlo al mundo, y así poder desplegar todo eso que aprendieron.

 

Las mismas bendiciones quiere EL Padre para ti; a través de la inspiración que recibes en tu interior, vas a desplegar todo esa información en el mundo, para traerte a ti y a los demás; paz, seguridad y felicidad.

 

Muchas bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

 

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: El transitar por el mundo II.


Entradas Relacionadas

Publicada: marzo 31, 2013, 14:14 | No hay comentarios en El transitar por el mundo II.
Category: Espiritualidad, Reflexión

Deja un comentario