Google+ » La hostilidad.

La hostilidad.

¿Qué es la hostilidad?

 

hostilidadLa hostilidad según el diccionario significa: cualidad de hostil, acción de hostil, agresión armada de un pueblo, ejercito o tropa. Hostil, lo define como contrario o enemigo.

 

Cuando hay momentos difíciles, es señal de que estamos o hemos tomado decisiones con hostilidad (contrarias) a la Voluntad Divina.

 

La hostilidad es el permitir el oscurecimiento de la Voluntad de Dios para ti de perfecta felicidad; la oscuridad haciendo más bulla. La oscuridad es todo aquello que está en hostilidad a la Luz.

 

¿Sabes de que es producto la hostilidad?

 

La hostilidad es producto del miedo y miedo es falta de Amor. Aclaro antes de seguir, que en el universo existen dos energías: Amor y miedo (el miedo a tomado infinidad de formas tales como: sufrimiento, rabia, carencia, preocupación, depresión y todas aquellas que se te puedan ocurrir).

 

Si tomamos la definición del diccionario, podríamos decir que el temor es hostil (tiene hostilidad) a el amor: El miedo y la oscuridad son una ficción; ya que al aparecer la Luz, la oscuridad desaparece; y al aparecer el Amor, el temor desaparece.

 

Por eso es importante, que cuando aparecen las dificultades o momentos difíciles, es conveniente conectarse con la fuente del Amor y de la Luz.

 

¿Sabes cual es esa fuente del Amor y la Luz).

 

Si lo sabes; es Dios, y esa fuente se encuentra en tu interior, y con ella te puedes conectar cuando lo decidas. Dios es la fuente inagotable, infinita y eterna de Luz Y Amor.

 

Ni una sola de las acciones de Dios carece del poder de sanar cualquier problema en cualquier humano. Cada situación es superada divinamente, cuando se permite la acción de Dios.

 

Cuando se presentan los problemas, las dificultades, la confusión, permítete recordarte que Dios está allí y puede ser tu guía para la disolución de cualquier circunstancia.

 

Recuerda que la Luz y el Amor, disipan toda oscuridad y miedo; osea la fuente de todo bienestar disipa todo aquello que tiene hostilidad o que es hostil a ella misma (a la fuente), simplemente lo que tienes es que permitirlo.

 

La fortaleza, el poder y la sabiduría está en tu interior; y aquel que está en conexión con su Divinidad interior, permite que la Presencia Divina actúe y con ello se establezca el orden; que la causa de todos los problemas, sean disueltos y con ello sus efectos.

 

Te recuerdo entonces que cualquier problema, dificultad y hostilidad a la felicidad que se te presente; no actúes de inmediato (el habito humano), ya que ese actuar puede ser inducido por la rabia, la preocupación y con toda seguridad desde el miedo; que lo que hace es hundirte más en las dificultades.

 

Permítete volverte a la Luz antes de toda acción y dejar que la acción de Dios resuelva a través del Amor.

 

Para Dios no hay grados de dificultad, por lo tanto no hay problemas, ni hostilidad que sea posible ante su Presencia. Unicamente, si existe una conexión con tu Presencia Divina, en la cual te sientes acobijado, sostenido y protegido, te conduce a cualquier victoria.

 

Mantenernos profundamente conectados con Dios, nos permite estar libre del ego (fuente de toda hostilidad a Dios), y que fabrica toda dificultad e ilusión.

 

El poder de Dios está oculto, pero puede ser aflorado. Cultiva ese poder que te conduce hacia el éxito, ya que organiza todo lo que en un principio parecía confuso.

 

Muchas bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

Consulta Personal

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La hostilidad.

 

 

 

 

 

Entradas Relacionadas

Publicada: septiembre 10, 2013, 22:32 | No hay comentarios en La hostilidad.
Category: Espiritualidad, Sanación, Unificación

Deja un comentario