Google+ » La mente divina.

La mente divina.


¿Por qué la mente divina?

 

mente divina La mente divina es tu mente cuando está en unión con Dios. Tu mente es un gran recipiente, para ser cargado con los pensamientos que vienen de la divinidad y así producir efectos maravillosos en tu vida.

 

Para ello, debes encontrar el Reino de Dios que se encuentra en tu interior; al tomar consciencia de esto, ese Reino se convierte en una fortaleza para ti y para tu mente, y de esta manera, establecer la mente divina en ti.

 

El poder infinito está en tu corazón e influye en tu mente, y con esa conexión que hay en ti, y si tu lo permites, puedes superar cualquier obstáculo y alcanzar cualquier objetivo que te propongas que esté en concordancia con la felicidad perfecta para ti y tu mundo.

 

La mente divina es la gran posesión.

 

Con la mente divina, es recibir las bendiciones del cielo, es alcanzar la felicidad y la dicha. Los pensamientos de Dios forman tu mente, esa es tu naturaleza esencial, y al conectarte con esos pensamientos, constituyes la mente divina y así se te bendice.

 

Con la mente divina en ti, todo es favorable, está organizado y en orden, todo fluye libremente, nada se estanca, y todo llega a su termino en armonía amorosa.

 

Conceder el poder a tu Presencia Divina, es recibir energía de vida, es disfrutar de innumerables alegrías y éxitos, es no darle poder al mundo externo con sus creencias de limitación, carencias e infelicidades.

 

Con la posesión de lo grande en tu corazón y en tu mente divina, te mantienes en consciencia, en modestia y protegido; mantienes la envidia, las fuerzas oscuras y las imperfecciones dispersas; te mantienes apartado de los miedos del mundo.

 

Con la mente divina, estás bajo el influjo y la radiación de las bendiciones del cielo y todo sale de manera excelente.

 

El Maestro Confucio, gran sabio y maestro de la antigüedad en China, decía que: “Bendecir significa ayudar. El Cielo ayuda a quien se entrega, los hombres ayudan al veraz. Quien se conduce con veracidad y es abnegado en su pensar y además tiene en alta estima a los dignos, ese recibe las bendiciones del Cielo. Encuentra ventura y no hay nada que no sea propicio”.

 

Ama a Dios por sobre todas las cosas y con todas tus fuerzas; prométele obediencia, devoción y lealtad; Dios es la Gran Presencia dentro de ti, es el espíritu de vida, es poder Supremo. Niégate a darle poder a las cosas externas.

 

Recuérdate que Dios actúa en tu vida si tu lo permites, y cuando lo permites, todo se convierte en paz, armonía y abundancia en ti y en tu mundo.

 

Convierte tu mente en la mente divina, y esta actuación se trasforma en un hermoso éxito y en Bendiciones del Cielo.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La mente divina.

Entradas Relacionadas

Publicada: febrero 18, 2013, 13:49 | No hay comentarios en La mente divina.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sanación

Deja un comentario