Google+ » La modestia II.

La modestia II.

La primera razón de la modestia.

modestiaUna de la primeras características para tener la modestia presente, es el tener consciencia de que la sabiduría no está cuando estamos funcionando con el ego; sino cuando estamos funcionando desde la presencia que está en nuestro interior.

Con esto nos permitimos o estamos dispuestos al aprendizaje, a la corrección y al crecimiento, es como a estar abiertos a recibir toda la sabiduría divina para todo aquello de lo cual estamos conscientes que no sabemos y la sanación divina de todo aquello que descubrimos que estamos fallando.

La modestia es éxito.

La modestia nos conduce al éxito, por que nos permite analizarnos sin juzgarnos y así corregir lo que está fallando en nuestras vidas. Nos permite asumir nuestra responsabilidad de las cosas que nos ocurren.

El asumir nuestra responsabilidad en todo lo que nos ocurre nos da autoridad para tomar nuestro destino en nuestras manos. Dejamos de echarle la culpa a los demás de lo que nos sucede.

Al tener consciencia de que somos responsables de lo que nos sucede, toda labor que se nos presenta la cumplimos con mayor interés y responsabilidad.

Con la modestia dejamos de vanagloriarnos de lo que tenemos y hacemos, somos más humildes en lo que decimos y hacemos. Y como dije en el articulo anterior, el ser modestos, no es símbolo de debilidad, al contrario es símbolo de fortaleza.

Con la modestia tenemos claridad en lo que somos fuertes y en lo que somos débiles, y eso es fortaleza. El saber en lo que somos débiles, nos permite corregirlo y hacernos fuerte en eso de lo cual carecíamos.

Por lo tanto vamos a llenar nuestro corazón de modestia, de manera que eso sea lo que expresamos en nuestra vida; para que nuestra vida sea más fácil; llena de sabiduria y esto nos conduzca a la libertad y el éxito.

Es como dice un libro muy antiguo de sabiduría oriental: Con modestia podemos cruzar las grandes dificultades prontamente y sencillamente, porque estamos exentos de exigencias y condiciones previas, y donde no hay pretensiones, no surgen resistencias.

Con la modestia resulta fácil hacer las cosas ya que lo que dificulta hacer las cosas es cuando se tienen aspiraciones desmedidas, o exigencias y condiciones previas.

Muchas bendiciones.
Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.
Emprendedores del Camino a La Luz.

Tu participación es importante para nosotros; por favor, déjanos tu comentario acerca de este articulo: La modestia II.

Entradas Relacionadas

Publicada: mayo 28, 2015, 11:03 | No hay comentarios en La modestia II.
Category: Espiritualidad, Reflexión

Deja un comentario