Google+ » La soberbia.

La soberbia.


soberbia¿Qué es la soberbia?

 

La soberbia según el diccionario de la Real Academia Española es:

 

  • Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros.
  • Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.
  • Especialmente hablando de los edificios, exceso en la magnificencia, suntuosidad o pomposidad.
  • Cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas.
  • Palabra o acción injuriosa (Hecho o dicho contra razón y justicia)”.
  •  

Según Wikipedia soberbia es:

 

“Genéricamente se define como la sobrevaloración del Yo respecto de otros por superar, alcanzar o superponerse a un obstáculo, situación o bien en alcanzar un estatus elevado y subvalorizar al contexto. También se puede definir la soberbia como la creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás. También se puede tomar la soberbia como la confianza exclusiva en las cosas vanas y vacías (vanidad) y en la opinión de uno mismo exaltada a un nivel crítico y desmesurado (prepotencia).

Soberbia (del latín superbia) y orgullo (del francés orgueil), son propiamente sinónimos aun cuando coloquialmente se les atribuye connotaciones particulares cuyos matices las diferencian. Otros sinónimos son: altivez, arrogancia, vanidad, etc. Como antónimos tenemos: humildad, modestia, sencillez, etc. El principal matiz que las distingue está en que el orgullo es disimulable, e incluso apreciado, cuando surge de causas nobles o virtudes, mientras que a la soberbia se la concreta con el deseo de ser preferido a otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del Yo o ego. Por ejemplo, una persona Soberbia jamás se “rebajaría” a pedir perdón, o ayuda, etc.

Existen muchos tipos de soberbia, como la vanagloria o cenodoxia, también denominada en las traducciones de la Biblia como vanidad, que consiste en el engreimiento de gloriarse de bienes materiales o espirituales que se poseen o creen poseer, deseando ser visto, considerado, admirado, estimado, honrado, alabado e incluso halagado por los demás hombres, cuando la consideración y la gloria que se buscan son humanas exclusivamente. La cenodoxia engendra además otros pecados, como la filargiria o amor al dinero (codicia) y la filargía o amor al poder”.

 

Leyendo todas estas definiciones de soberbia, nos damos cuenta de que estamos observando el ego. ¿no es así?.

 

La soberbia del yo externo (ego), como se dice en Wikipedia, es la característica de creerse sin necesidad de pedir ayuda a nadie y en este caso que nos interesa (desde el punto de vista espiritual), la soberbia de no pedir ayuda a Dios; osea, la soberbia de negar la Presencia de Dios en el interior de cada quien.

 

El continuar quien quiera que sea, en esta soberbia espiritual es peligroso y por lo tanto, las perdidas no se pueden evitar (las infelicidades).

 

Depende de cada quien, sea él o ella, de caer o no en el peligro; de colocarse en donde se debe, es decir, en la Presencia de Dios, y así hacerse dueño de sí mismo.

 

Ahora, recuerda que tu naturaleza esencial es ser como Dios, es estar en Dios, no se corresponde con la soberbia, por lo tanto, es cuestión de despojarse de esa característica.

 

La soberbia es contraria a la humildad.

 

Ser humilde ante Dios, es obtener un progreso rápido y fácil; y es adquirir una expresión y claridad cada vez mayor. Resulta más favorable que la soberbia, porque todo está en armonía.

 

Estar en la soberbia es estar en un peligro innecesario, es estar agitado por el miedo, la ambición, la avaricia; es caer en excesiva rudeza, agresividad, brutalidad, violencia, prisa. Es juntar y acumular muchas cosas innecesarias.

 

La humildad ante Dios, es darle todo el poder y la gloria a Dios; ser humilde ante la Presencia Divina es entender que la Voluntad de Dios es felicidad perfecta y que trasciende todas nuestras expectativas. Es el camino a la Felicidad (salud, armonía y riqueza).

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor, déjanos tu comentario acerca de este artículo: La soberbia.

 

 

Consulta Personal

Entradas Relacionadas

Publicada: febrero 26, 2013, 09:24 | No hay comentarios
Category: Espiritualidad, Reflexión

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.