Google+ » La Voluntad de Dios.

La Voluntad de Dios.

La Voluntad de Dios es perfecta felicidad.

 

Voluntad de Dios

 

La personalidad de la humanidad está llena de odios, resentimientos y hostilidades: en una humanidad así, es imposible que la Voluntad de Dios se cumpla.

 

La personalidad tiene tanta dureza y está tan metida en sus situaciones con el mundo que no se muestra en gran parte la Voluntad de Dios.

 

La personalidad de la mayoría de la humanidad, tiene cerrada la puerta a la Voluntad de Dios, su ego está tan endurecido que no se vuelve hacia la Gran Presencia interior y por tanto no recibe su ayuda.

 

Debido a la dureza de la personalidad, esta es poco amable con los demás y pierde toda seguridad, lo que constituye una perenne intervención en infelicidad en uno o más aspectos de la vida.

 

La Voluntad de Dios es el descanso, la paz; y al no conectarse con ella, se entromete en asuntos y peleas que no son su realidad. Se trata a la Energía Divina como un extraño y se pierde su lealtad.

 

Si desestimamos nuestra afinidad con la Voluntad Divina, actuamos de forma tiránica, de baja autoestima, con resentimiento o con miedo y perdemos o nos desligamos de la protección.

 

La Voluntad Divina es la única realidad y se encuentra dentro de tu corazón, que es nuestro lugar de descanso y fortalecimiento.

 

La Voluntad de Dios para ti es perfecta felicidad y a través de ella y con ella se puede disolver todo pensamiento y sentimiento discordante y no afín con ella (con la Voluntad Divina).

 

Cuando en la lucha de la vida en el mundo físico, se está en situaciones de dificultades, cuando todo está estancado, y si no es posible seguir adelante; esto es un estado en el cual no debes seguir.

 

Hay que asirse fuertemente a las ideas de la Voluntad Divina, y llevar a termino la lucha con felicidad.

 

Comienza a imponer el orden en tu vida, estás a tiempo, persevera en la meditación y la oración, para que así se desvanezca todo arrepentimiento.

 

La voluntad del hombre aun puede cambiar y adherirse a la Voluntad de Dios.

 

Nuestra felicidad está al frente de nosotros y tiene relación con la forma que nos relacionemos con la Voluntad de Dios, nuestro deber no debe ser el de preocuparnos por asuntos exteriores, sino, en interiorizar para lograr armonizar-nos con la Voluntad Divina y ser felices.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La Voluntad de Dios.

 

Entradas Relacionadas

Publicada: noviembre 11, 2012, 13:04 | No hay comentarios en La Voluntad de Dios.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sobre Meditación

Deja un comentario