Google+ » conexión con Dios

La paciencia es:

pacienciaLa paciencia según el diccionario es: “La capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho”.

Tomando en cuenta la definición de paciencia del diccionario y de acuerdo al título de este articulo, vamos a tomar la primera definición que dice “la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse”.

[seguir leyendo…]

Entradas Relacionadas


¿Por qué la mente divina?

 

mente divina La mente divina es tu mente cuando está en unión con Dios. Tu mente es un gran recipiente, para ser cargado con los pensamientos que vienen de la divinidad y así producir efectos maravillosos en tu vida.

 

Para ello, debes encontrar el Reino de Dios que se encuentra en tu interior; al tomar consciencia de esto, ese Reino se convierte en una fortaleza para ti y para tu mente, y de esta manera, establecer la mente divina en ti.

 

El poder infinito está en tu corazón e influye en tu mente, y con esa conexión que hay en ti, y si tu lo permites, puedes superar cualquier obstáculo y alcanzar cualquier objetivo que te propongas que esté en concordancia con la felicidad perfecta para ti y tu mundo.

 

La mente divina es la gran posesión.

 

Con la mente divina, es recibir las bendiciones del cielo, es alcanzar la felicidad y la dicha. Los pensamientos de Dios forman tu mente, esa es tu naturaleza esencial, y al conectarte con esos pensamientos, constituyes la mente divina y así se te bendice.

 

Con la mente divina en ti, todo es favorable, está organizado y en orden, todo fluye libremente, nada se estanca, y todo llega a su termino en armonía amorosa.

 

Conceder el poder a tu Presencia Divina, es recibir energía de vida, es disfrutar de innumerables alegrías y éxitos, es no darle poder al mundo externo con sus creencias de limitación, carencias e infelicidades.

 

Con la posesión de lo grande en tu corazón y en tu mente divina, te mantienes en consciencia, en modestia y protegido; mantienes la envidia, las fuerzas oscuras y las imperfecciones dispersas; te mantienes apartado de los miedos del mundo.

 

Con la mente divina, estás bajo el influjo y la radiación de las bendiciones del cielo y todo sale de manera excelente.

 

El Maestro Confucio, gran sabio y maestro de la antigüedad en China, decía que: “Bendecir significa ayudar. El Cielo ayuda a quien se entrega, los hombres ayudan al veraz. Quien se conduce con veracidad y es abnegado en su pensar y además tiene en alta estima a los dignos, ese recibe las bendiciones del Cielo. Encuentra ventura y no hay nada que no sea propicio”.

 

Ama a Dios por sobre todas las cosas y con todas tus fuerzas; prométele obediencia, devoción y lealtad; Dios es la Gran Presencia dentro de ti, es el espíritu de vida, es poder Supremo. Niégate a darle poder a las cosas externas.

 

Recuérdate que Dios actúa en tu vida si tu lo permites, y cuando lo permites, todo se convierte en paz, armonía y abundancia en ti y en tu mundo.

 

Convierte tu mente en la mente divina, y esta actuación se trasforma en un hermoso éxito y en Bendiciones del Cielo.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La mente divina.

Entradas Relacionadas

Publicada: febrero 18, 2013, 13:49 | No hay comentarios en La mente divina.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sanación

 La humildad de pedir ayuda a Dios.

la humildad

 

Los pensamientos e imágenes que normalmente mantienes en la mente, (que en su mayoría 90% aproximadamente son inconscientes), son extraídos de circunstancias, experiencias y aprendizajes del pasado; y todos ellos o en su mayoría son basados en el miedo, por eso hacen que percibas situaciones difíciles en algunos aspectos de tu vida, bien sea de salud, finanzas, relaciones, etc.

 

Y ¿por qué digo pensamientos basados en el miedo?.

 

Por que son pensamientos establecidos por el sistema de pensamientos del ego o tu consciencia externa.

 

Ahora, dirás y ¿por qué el ego establece pensamientos basados en el miedo?.

 

Porque el ego fue creado para protegernos y toda protección esta basada en el miedo; es decir, para tenernos que proteger, es porque hay algo de lo que tenemos que cuidarnos, y si hay algo de lo que tenemos que cuidarnos, es porque tenemos miedo de ese algo. Si no sintiésemos miedo, no habría nada de que protegerse.

 

La humildad está en reconocer que el ego tiene gran poder en las mentes de nosotros (indudablemente porque nosotros se lo hemos dado) y que sólos no podemos trascender las cosas que nos ocasiona el ego, y por ende las circunstancias o situaciones difíciles que se derivan de ello.

 

El ego con el poder que le hemos dado, siempre está impidiendo que se puedan hacer cosas de las cuales hemos tenido experiencias difíciles o de aprendizaje de otros tiempos, osea el ego limita la mente bloqueando aquello que considera que te hace daño.

 

Cuando hablo de no poder hacerlo sólos, me refiero a que no podemos resolver las cosas por nosotros mismos o por cualquier cosa externa a nosotros. El hacer las cosas por si mismo es hacer las cosas a través del ego.

 

Siempre, para resolver cualquier cosa que tenga que ver con la mente (y todo lo que percibimos con nuestros cinco sentidos físicos tiene que ver con la mente), es necesario e indispensable la participación de una mente superior, es decir la Consciencia Divina.

 

Si tratamos de resolver por nuestra propia voluntad cualquier impulso del ego, lo que vamos a producir es represión y esto siempre va a irrumpir por otro lado.

 

Por eso, reconocer que es mejor resolverlo con la Voluntad Divina es humildad.

 

Entonces es importante que tengamos la humildad para reconocer que sin la Presencia Divina, no se puede resolver las cosas desde la base, desde el origen.

 

Humildad es: El estar en conexión con Dios o poniendo la plena Fe en El, (que esta siempre presente en ti, en mi y en todo lo que es), y así se tiene la fortaleza para superar todo. Es decir: La Fe en el Amor de Dios, te protege, te orienta y te sana.

 

La forma de apartar tu mente de los pensamientos negativos y de sufrimiento, es llenando tu mente con la verdad de Dios, y teniendo la humildad para reconocer nuestra debilidad y así poder estar a más altura que cualquier circunstancia que se te presente.

 

El hacer las cosas por si mismo es darle poder al ego, y hacer las cosa a través de Dios es tener humildad. Permítete tener humildad, de manera que puedas alcanzar la felicidad. Permítete reconocer la humildad en tu corazón. La real humildad es ante Dios.

 

La humildad no es ser pobre, la humildad es ser rico de pensamientos en Dios.

 

Nota: según el diccionario, humildad es: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Por favor tu participación es importante, déjanos tu comentario acerca de este artículos:La humildad de saber que sólo no puedes.

Entradas Relacionadas

Definición de ego y de angustia.

ego

 

Antes de dar inicio al artículo en si, permite-me definir el ego y la angustia según el diccionario:

 

Ego:

 

(Del latín. ego, yo).

  1. Psicología. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.
  2. Coloquial. Exceso de autoestima.

 

El ego según las filosofías orientales:

 

En las filosofías místicas orientales, particularmente en el budismo se considera al yo como una ilusión. El yo se presenta como un velo de la mente que induce al sujeto a identificarse con su experiencia provocándole sufrimiento. El Budismo también contrasta fuertemente con otras religiones porque no afirma la existencia del alma, ni de un “sí mismo” o “yo” duradero en el ser.

 

Angustia:

 

(Del latín. angustia ‘angostura’, ‘dificultad’).

  1. Aflicción, congoja, ansiedad.
  2. Temor opresivo sin causa precisa.
  3. Aprieto, situación apurada.
  4. Sofoco, sensación de opresión en la región torácica o abdominal.
  5. Dolor o sufrimiento.
  6. Náuseas (gana de vomitar).
  7. Estrechez del lugar o del tiempo.

Nosotros le pusimos como nombre a este artículo: el ego y la angustia, porque es casi lo mismo (en sentido figurado).

Cuando a alguien lo acosa la angustia, es ante todo importante buscar la Presencia Divina interior, para ser fuerte, es decir tener la fortaleza de tu Presencia, y con ello superar cualquier angustia y adversidad.

La angustia es una energía que representa la oscuridad en tu mente y es propio de la debilidad que se ha producido por estar separado de Dios interiormente.

La angustia es una energía que paraliza, y al paralizarte hace que te metas más y más en las tinieblas, por eso lo que dije al principio: que ante todo es importante recurrir a la Presencia Divina interior.

En otras palabras, la angustia es consecuencia de un enseguecimiento interior que debe superarse para ser feliz. Es importante reconocerlo y sanarlo, llevándolo a nuestra Consciencia Divina.

Es usual que cuando tienes angustia o ansiedad, te apoyes en el ego; o realmente es que te estás apoyando en el ego. Y el ego como está basado en el temor o el miedo, su primer impulso es avanzar a toda costa; y esto lo que hace es que te tropieces con más obstáculos y esto se convierta en más desesperación, ya que es arremeter sin llevar las cosas a la reflexión interior.

¿Qué te da el ego?

El ego siempre te va a dar las mismas soluciones en diferentes escenarios, lo que hace te metas en un circulo vicioso. El ego busca soluciones en el mundo exterior, impulsado por tus creencias, las creecias que tienes depositadas en tu memoria subconsciente.

Recuerda siempre que el ego y la angustia no son de Dios y por ende, no son tuyas tampoco, por lo tanto, es preciso acudir a Dios en recogimiento interior y orar por la solución Divina a esa angustia que estás experimentando.

Recuerda, que siempre que permites que el ego sea el que rige tu mente y tu mundo, se te presenta la angustia en forma de melancolía, depresión, parálisis, malos deseos, etc. La angustia es oscuridad, es decir falta de luz y que por lo tanto, en ese momento estás separado de Dios.

Mantente solidario con Dios en tu interior, la continua y perseverante interiorización te trae ventura.

No te pierdas a ti mismo; la angustia y el ego, no eres Tu; Tu eres un ser maravilloso de luz, un ser espiritual viviendo una experiencia física; eres como Dios, ya que estás hecho a su imagen y semejanza.

Con la fortaleza interior, atraes las cosas correctas, las personas correctas y las circunstancias correctas, no tienes que adular ni rogar a nada ni a nadie.

Y ¿Con quien logras esa fortaleza interior? ¿Con el ego?

No es con el ego que la logras. Es en la unión y solidaridad con Dios, que está siempre presente adentro, a través y alrededor de ti. Y eso lo logras con oración y meditación, no hay otro camino; ese el camino a la felicidad.

Haz un firme pacto en tu interior con Dios, y con ello se desvanece todo arrepentimiento. La Voluntad de Dios, de felicidad total, sigue siendo la misma para ti.

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek.

Emprendedores del Camino a La Luz.

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: El Ego y la angustia.

Entradas Relacionadas

Publicada: agosto 20, 2012, 13:06 | No hay comentarios en El Ego y la angustia.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sanación

¿Sabes lo que es autoestima?

autoestima

 

Autoestima; según el diccionario, es la valoración generalmente positiva de si mismo.

 

Ahora para tener una valoración positiva de si mismo siempre es necesario saber quien eres realmente y para saber quien eres realmente es indispensable que te conectes con Dios, o estar en unión con Dios.

 

Por lo tanto, para tener autoestima realmente es imprescindible seguir la Voluntad de la Divinidad que hay en ti.

 

Autoestima es tener consciencia de la fuerza y el poder de Dios dentro de ti, para que así puedas tener alegría y valoración de ti mismo exteriormente.

 

La autoestima la hace, el seguir lo real, no es el seguimiento de lo irreal. ¿ Y a qué me refiero con esto?; que autoestima es el seguimiento de lo que tiene valor (la voluntad divina); no es el seguimiento de lo que no tiene valor (el ego).

 

El seguimiento de la Voluntad Divina es poseer destreza y fuerza, es permitirte llevar a cabo las obras que te vengan como intuición.

 

El seguimiento del ego, es llevar a cabo la violencia, el miedo, el partidismo, la conspiración, la infelicidad; y esto siempre crea obstáculos para la valoración de ti mismo y por ende el tener autoestima.

 

Entonces para tener autoestima real y siempre, es necesario e indispensable adherirse al Supremo Poder, no es posible seguir la Voluntad Divina y al ego al mismo tiempo.

 

Es como cuando eliges tu circulo de amigos, al establecer lazos de amistad estrechos, escoges la buena o mala compañía. Si gastas energía con gente o cosas que no son honradas y decentes, perderás la oportunidad de relacionarte con gente o cosas valiosas.

 

Cuando te adhieres a la divinidad, es como un botón automático para tener autoestima, y de esta manera obtener lo que se desea (que es felicidad total), es separarse automáticamente de lo que no se desea (lo superficial). Es como te dije antes, valorarte a ti mismo automáticamente.

 

¿Quieres tener autoestima?

 

Aparta siempre unos momentos de tu día para conectarte con Dios, interioriza en tu Divina Presencia y pídele guía, poder, amor y sabiduría para tomar las decisiones correctas y la acción conveniente, de manera que siempre tendrás a través de ello la valoración positiva de ti mismo, ya que todas tus labores y obras serán bendecidas.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante. Por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La Autoestima.

Entradas Relacionadas

Publicada: agosto 5, 2012, 13:47 | No hay comentarios en La Autoestima.
Category: Espiritualidad, Reflexión