Google+ » luz divina

¿Te imaginas a que me refiero con la fuerza domesticadora?

fuerza domesticadoraBueno, quizás como sabes que la mayoría de mis artículos son relacionados con la parte espiritual, evidentemente tiene que ver con esto. Y si pensaste esto, tienes razón. Pero mi pregunta va dirigida un poco más especifica.

Con la fuerza domesticadora me estoy refiriendo a la energía divina, a la luz divina y a su poder, a su fuerza como lo indica el nombre del articulo.

Es la fuerza que domina todo lo que está dañado y más, es la fuerza que domina hasta el ego. Pero la acción de la fuerza domesticadora no es violenta, trabaja como lo hace la brisa, que es agradable y disolviendo suavemente.

[seguir leyendo…]

Entradas Relacionadas

La sanación divina es la solución de todo.

 

Sanación DivinaTodo en el universo es energía, estas tienen distintos niveles de frecuencia y toman distintas formas; dentro de la gama de energías, las hay de baja frecuencia que se mueven con mucha lentitud o se estancan y son las que producen perturbación, estancamiento y bloqueos en tu vida.

 

Las depresiones, frustraciones, rencores, vergüenzas, odios, envidias, o cualquier emoción que consideramos negativa, son representaciones y manifestaciones de estas energías de baja frecuencia y están basadas en el miedo. Estas energías se pueden encontrar dentro de nosotros como individuo a nivel mental, emocional y/o físico; y fuera de nosotros en ambientes, en otras personas, etc.

  [seguir leyendo…]

Entradas Relacionadas

¿Por qué la Sanación Divina es voluntad divina?

 

Sanación DivinaPorque la voluntad de Dios para ti es perfecta felicidad; por lo tanto, lo que no está sano es enfermedad y la enfermedad, no es precisamente una característica de la felicidad, así que no es voluntad divina que estés enfermo.

 

Es preciso que entendamos que la enfermedad no proviene de Dios, sea la que sea: enfermedad física, en relaciones, en economía; en fin en la enfermedad que sea. La enfermedad es contraria a la felicidad, lo que quiere decir que es contrario a la Voluntad de Dios.

[seguir leyendo…]

Entradas Relacionadas

La Sanación de cualquier cosa.

 

La Sanación Divina es Sanación Plena

 

Nosotros como humanos estamos generalmente en la creencia de que la sanación de cualquier cosa que estamos padeciendo está exteriormente; cuando hablo de cualquier cosa, es cualquier cosa, (sanación de salud, relaciones, riqueza, etc).

 

Buscas tu sanación de cualquier fuente externa; puede ser otras personas, posesiones, situaciones, acontecimientos y en conceptos que tengas de ti mismo.

 

La Sanación no está allí.

 

Todas esas búsquedas de sanación son ideas de la mente humana, que está regida por el ego; y al permitir que la mente esté comandada por el ego, haz perdido la consciencia de la luz de la Divinidad que está en ti.

 

Es importante que tomes el mando de tu mente, tu no eres el ego, ni siquiera tu mente; tu eres más que todo eso, eres un Ser un maravilloso de luz que dirige tu mente y por lo tanto tu sanación.

 

Comienza a darte cuenta que la Presencia Divina está en tu corazón, que es dadora de todo bienestar y que está moviéndose en la misma dirección que tu. Acéptalo como real.

 

La sanación de cualquier cosa está allí, en el centro de tu corazón, es allí que está la acción correcta y central; es allí que está la paz, el amor, la armonía y la sanación; continuar siguiendo la guía del ego es seguir con lo mismo. Sin sanación.

 

En el centro de tu corazón, está la luz de la Divinidad, que es la unica capaz de restablecer la sanación.

 

Es en el centro de tu corazón donde se cumple la voluntad de Dios de perfecta felicidad, y parte de la perfecta felicidad es la sanación de cualquier forma de sufrimiento, y una vez que estás en una relación de receptividad con esa luz interior se produce la sanación y se expande hacia afuera.

 

Al disolver toda causa de tu forma de sufrimiento, se produce la sanación. Es como decir que llega Dios y con ello obtienes el milagro.

 

¿Quieres obtener sanación de cualquier cosa?

 

Haz meditación y pon tu atención en el centro de tu corazón; pide asistencia de cualquier ser de luz en el que tu creas: puede ser el Maestro Jesús, cualquiera de los maestros ascendidos, Arcángeles, Ángeles, en fin, cualquier energía de un ser de Luz con el que sintonices mejor.

 

Pídele que te lleve de la mano y piensa en ello como que te está guiando para traspasar cada una de las nubes de ilusiones que han fabricado tu forma de sufrimiento; hazlo hasta que llegues a la Luz.

 

Comienza ahora, no pierdas más tiempo y nos comentas como te fué.

 

Muchas Bendiciones.

Yoshua y Ziulek de Los Ángeles.

Emprendedores del Camino a La Luz.

 

Tu participación es importante, por favor déjanos tu comentario acerca de este artículo: La Sanación.

 

 

Entradas Relacionadas

Publicada: octubre 29, 2012, 12:40 | No hay comentarios en La sanación.
Category: Espiritualidad, Reflexión, Sanación

La sanación divina es sanación plena porque viene de Dios.

 La Sanación Divina es Sanación Plena

Para que haya sanación plena de cualquier cosa, siempre tiene que haber 
intervención espiritual,(cuando hablo de sanación plena, estoy hablando de
sanación de raíz), ya que todo, absolutamente todo, lo que pasa en este plano
terrenal, tiene su origen o causa en la mente y de ella vienen los efectos, por
lo tanto, para que haya soluciones verdaderas, tenemos que subir a niveles de
frecuencia más elevados, para que así estemos en un plano superior de la cual se
originaron las circunstancias.

Es que como si fueses a limpiar un rio o a purificarlo, para que se produzca la
limpieza en profundidad, tienes que limpiar primero la cabecera del rio, ya que
seria imposible sanarlo, empezando por su desembocadura, estarías limpiando y
limpiando, constantemente, y nunca llegarías a limpiarlo completamente, te
quedarías estancado en su proceso de limpieza.

Toda oscuridad desaparece cuando llega la luz, lo oscuro de por si, es rígido e
inmóvil, y se ve disuelto por la penetración de la luz; es como cuando entras a
una habitación que esta oscura y le das al interruptor de la luz; en ese momento
se prende la luz y la oscuridad se disipa.

Igual pasa con todas las circunstancia dolorosas, de sufrimiento o
problemáticas, por las cuales pasamos, mientras estamos en este plano terrenal,
todas esas cosas que nos pasan, llámese enfermedad, pobreza, adicciones,
calamidades o desarmonía, son energías de baja frecuencia o energías oscuras,
que se disipan, cuando llega la luz o energía divina.

Todas esas energías de baja frecuencia, tuvieron su origen en la mente, y es
allí donde deben ser corregidas, pero para que haya corrección de raíz, la
solución tiene que venir de un plano superior, ya que la sanación no se puede
hacer desde el mismo plano.

Te explico, si una persona se encuentra metida en un problema, (sea del tipo que
sea), para poder resolverlo, tiene que salirse del problema, o sea, tiene que
ponerse en un plano superior, para poderlo observar mejor y con más claridad, y
de esa manera encontrar soluciones, o en todo caso, si no encuentra soluciones
por si mismo, buscar ayuda de otras personas para resolución del problema, pero
siempre tienes que estar en otro plano más elevado para poder solucionar.

El reino espiritual está en una frecuencia más alta y por lo tanto tiene la
sabiduría, el poder y el amor, para disipar toda frecuencia más baja, entonces:

¿Que tenemos que hacer para tener una sanación plena de cualquier circunstancia
o situación?

Simplemente elevar nuestra frecuencia, para que así, se disipe toda energía de frecuencia baja.

¿Cómo elevamos esa frecuencia para que se produzca una sanación plena?

Podemos hacerlo bien sea porque hacemos conexión nosotros mismos, con nuestro
poder superior, que es Dios en nosotros, o a través de otras personas, que son
canales para que se produzca la sanación divina, y de esta forma producir la
sanación plena con la disolución de las energías densas, que nos causan
estancamiento o problemas.

Pero siempre, como dije al principio, para que haya solución o sanación plena,
tiene que haber intervención divina, de manera que pueda ser sanada la cabecera
del rio, y por ende de todo el rio.

Entonces: ¿ Por qué seguir sufriendo?, si tienes la posibilidad de sanar
cualquier cosa a través de la sanación divina. La energía divina tiene el poder
de hacer una sanación plena, en cualquier persona, lugar o cosa, con cualquier
tipo de sufrimiento, se encuentre donde se encuentre, y sean como sean las
situaciones.

Tu opinión y participación es importante. Por favor déjanos tu comentario acerca
de este escrito “La sanación divina es sanación plena”. Muchas gracias.

Entradas Relacionadas